Arquitectura e interiorismo

Eixample

Reforma integral de una vivienda en el ‘Eixample’ de Barcelona.


 

 

Una vez eliminados los postizos de escayola, pinturas y papeles se procedió a la restauración completa de carpinterías ( interiores y exteriores ), al saneado de ladrillos y la recuperación de los hidráulicos en mejor estado. Se descubrió el vacio de la parte sur de la vivienda, un nuevo espacio inundado de luz, cálido y amable. Mediterráneo.

Pero todo había empezado bastante antes. Sí. Este proyecto empezó cuando hace casi tres años el propietario confió en nosotros la reforma de su vivienda en Zaragoza.
Con anchura de mira y después de varias semanas de haber entregado la obra podemos afirmar que éste ha sido un trabajo que nos ha regalado varios retos que podríamos sintetizar en uno: La responsabilidad que conlleva enfrentarse  a la transformación de una vivienda de los primeros años del siglo pasado, en pleno Eixample de Barcelona, y hacerlo debiéndote a la mayúscula confianza y el enorme cariño depositado en nosotros por parte de la propiedad.

La vivienda aún conservaba la cocina económica, un arco de escayola con motivos florales, paredes empapeladas destonificadas dónde había habido una “santa cena”, hidráulicos y carpinterías originales.
El proyecto busca recuperar la esencia de la vivienda. Desnudando el espacio y organizando un nuevo programa de necesidades en dos bloques: Uno cercano a la luz de la fachada sur con  salón/comedor/ cocina y una habitación principal,  otro, de la pared maestra hacia el acceso con hall, baños y habitación de desahogo / invitados.
Este es el resultado de la intervención en crujía sur de la vivienda, dónde desaparece una habitación de la distribución original y se pretende un cierre mixto en el dormitorio principal. De una parte la doble puerta original del salón se coloca en el plano del acceso al dormitorio principal, y la separación con respecto al salón se resuelve con un filtro-celosía para permitir que la luz bañe la habitación, regalando al espacio esta transparencia de fachada principal a la de los patios interiores.

Salvando el arco de ladrillo original, la zona de acceso y servicios. Para el baño se reutilizó la poza de mármol blanco de la cocina primigenia.

Una vivienda con una luz exquisita de día y un encanto especial por la noche.

Fotografía : Estefanía Abad