Arquitectura e interiorismo

Galapagar

El destacamento en Madrid viene con interesantes noticias. Casi tenemos escalera! 😉

Con las manos en la masa. Así estamos.
Cerrado el capítulo de desmontaje y demoliciones, estamos de lleno con los trabajos de estructura. El cielo se vé precioso a través del trazo para reposición de la cubierta . También se puede pisar el nivel intermedio que permitirá emplazar las dos habitaciones adicionales y dejará espacio para el estudio ( dónde antes había almacén ).

Nos acaban de comunicar que el informe municipal ha sido favorable. Para celebrarlo, echaremos  un momento la vista atrás para ver el camino recorrido hasta ahora.

El primer contacto con este proyecto se produce en diciembre del 2013. La propiedad  de esta vivienda unifamiliar en Galapagar (Madrid) se pone en contacto con nosotros para saber si, a pesar de la distancia, podríamos estudiar su caso particular.

Los condicionantes de la propiedad con respecto a la ampliación del programa de necesidades eran muy importantes, y los determinantes urbanísticos también. Tanto, que hay que replantear los trabajos  ya realizados en Madrid, y que no habían llegado a buen puerto. La necesidad les empuja a buscar otra opinión, o mejor dicho una solución real, efectiva y viable.

 

¿ Qué nos encontramos ?
De entrada nos enfrentamos a una unifamiliar aislada, de superfície muy reducida y un programa muy acotado. Se emplaza en una calle con cierta pendiente, que facilita a la vivienda un vacío utilizable a modo de trastero/conservera por debajo la planta baja. En origen, la zona vivible la componen un salón comedor mínimo que actúa de hall, y distribuidor. Una cocina tambien ajustadísima y tres habitaciones una de las cuales es estudio de trabajo.

¿ Qué se precisa, qué condicionantes tenemos?
Las necesidades son claras: más espacio, amplitud, tres habitaciones independientes y un estudio adicional.
Los condicionantes urbanísticos: no podemos ampliar la envolvente, no podemos subir altura ni ampliar la superficie en planta.

¿Qué proponemos?
Dentro del volumen a respetar, colocar un forjado intermedio y una escalera con dos tramadas. Una que desde el nivel de planta baja suba a ese forjado y otra que baje al  nivel que antes ocupaba el trastero.

 

Primero, las demoliciones en planta y sección. Después la nueva organización, la reutilización del volumen y recomposición de la envolvente en idéntica posición a la original.

La propuesta :
La planta baja se dota del dormitorio principal, y un salón- cocina, sectorizable, pero que a la vez se entienda como un espacio completamente integrado. Desde esta planta si bajamos medio tramo de la escalera nos emplazamos en un amplio estudio con acceso al baño a través de la zona de lavado. Por encima de este nivel, en la planta superior, colocamos los otros dos dormitorios.